Historia de la casa rural

Sin duda una casa rural particular con una historia detrás y que está aguantando el paso del tiempo como una estampa única en medio del paisaje rural, entre la inmensidad de los campos de cultivos.

Una casa rural que alberga una historia amplia y llena de anécdotas a lo largo de sus casi tres siglos, desde el siglo XVIII utilizada por una de las familias más poderosas de la región donde pasar los veranos y realizar fiestas hasta la guerra civil española donde se transformó en un hospital que albergaba a los soldados heridos en combate, hasta la actualidad dónde se ha convertido en una casa rural para huéspedes que buscan reposar y ver unas tierras singulares.

1735, origen de la Masía la Torra de Ribelles

Esta casa fue construida en el año 1735 con el objetivo de ser la casa de verano de los Barones de Ribelles, que durante el resto del año vivían en el castillo.

En sus años dorados, la casa había acogido multitud de eventos de la clase social alta.

En 1933, el Barón de Ribelles vendió la casa a los antepasados de los actuales propietarios.

1936, Guerra civil española

Cuando estalló la guerra civil, la casa fue tomada por los soldados que tenían instalado un hospital de campaña en su buhardilla y la cocina en la antigua capilla.

En los campos adyacentes a la casa había un campo de aviación donde aterrizaban aviones pequeños para el abastecimiento de armas a los militares.

Una vez finalizada la guerra civil, los nuevos dueños se trasladaron a vivir allí, donde ha ido pasando de generación en generación hasta la fecha de hoy.

2015, origen de Casa Rural la Torra de Ribelles

En 2015 se reformó por completo la casa para adaptarla a una casa de turismo rural. La reforma se hizo con el máximo respeto hacía lo antiguo, así pues la distribución de las aberturas se ha respetado completamente.

La estructura y la cubierta son originales de la época.

En la reforma hay zonas que se han transformado en un nuevo uso. La zona donde actualmente hay la piscina era un cerrado para el ganado.

El jardín interior privado era la era donde se guardaba la maquinaria de la época y la zona de la barbacoa, antiguamente era un gallinero.

La casa disponía de una red de abastecimiento de agua. Se recogía el agua de lluvia de invierno y se almacenaba en una cisterna. Con una bomba manual, el agua llegaba a la cocina de la casa. Hoy en día la cisterna se usa para almacenar el agua de riego del jardín.

La casa disponía de una capilla para la misa privada del Barón. Hoy se encuentra en fase de restauración.

También tenía un molino de aceite muy cerca, y el almacenamiento y la venta de éste producto se hacía desde la casa durante todo el año.

La bodega, de 56 m2 disponía de varias barricas para el almacenaje de vino. Parte de los campos adyacentes estaban plantados de viña y abastecían a la familia del Barón para todo el año.

En la reforma se han respetado las paredes de la casa, sólo se ha embaldosado el suelo, ya que originalmente era de tierra.

En la bodega podemos encontrar una temperatura estable todo el año que oscila entre los 16 y 18 ºC.

Romántica

El romanticismo está instalado en esta estancia de la …

Vistabella

La habitación Vistabella tiene unas vistas privilegiadas hacia la …